ESTUDIAR ENFERMERÍA

A veces, cuando estamos a punto de empezar nuestra nueva etapa universitaria, aparecen las dudas. ¿Qué hago, estudio Enfermería o Medicina?. ¿Qué opciones laborales tendré al alcance una vez termine la carrera, elija una u otra?. Supongamos que tengo nota suficiente para entrar en las dos, y que dispongo de recursos económicos para afrontar los gastos.

Hay que tener en cuenta que la carga docente y la duración de los estudios no es la misma en Enfermería y en Medicina. Los futuros médicos tendrán que estudiar dos años más que los enfermeros, hasta completar un total de seis, frente a los cuatro años del Grado en Enfermería.

Una vez finalizados los estudios y obtenido el grado correspodiente, en ambos casos se pueden realizar estudios de máster y de doctorado. El trabajo que realiza una enfermera es completamente diferente al que realiza una médica. A la hora de decidirnos por una carrera o la otra es conveniente que nos centremos en lo que será el trabajo que desarrollaremos al terminar, sin fijarnos tanto en la duración de los estudios y su dificultad.

Mientras los médicos se encargan del diagnóstico médico, los enfermeros lo hacen del diagnóstico enfermero. Tras el diagnóstico médico, el profesional decide el tratamiento médico o quirúrgico correspondiente, mientras que el enfermero instaura el plan de cuidados que considera más oportuno.

Durante la carrera, la enfermera se formará para ser capaz de proporcionar los mejores cuidados posibles a sus pacientes, tanto si están sanos como si padecen alguna enfermedad. El objetivo es promover la salud y prevenir la enfermedad en los indivíduos sanos, así como prestar los cuidados adecuados al indivíduo enfermo.

Por tanto, podríamos decir que ambas carreras tratan de la misma temática, pero la abordan de manera diferente. En Enfermería se pone especial énfasis en el diagnóstico enfermero y los planes de cuidados. ¿En qué papel piensas que te encontrarías más a gusto?.

Para decirlo con una frase concreta: los médicos curan la enfermedad y los enfermeros se encargan de cuidar a la persona que tiene la enfermedad.  Por una parte, el médico se dedica a diagnosticar y tratar al enfermo, y lo hace generalmente en un espacio de tiempo reducido. La enfermera, por el contrario, se encarga del cuidado de la persona enferma de una manera integral, abarcando todas las dimensiones, y dura todo el tiempo que el indivíduo se encuentra enfermo.

Y claro, me dirás, hay personas que nunca llegan a curarse. Eso es cierto, lamentablemente, pero a todas ellas se las puede cuidar. Esa es la grandeza de la Enfermería: siempre podrás dar lo mejor de ti, no habrá enfermedad tan terrible que te impida ofrecer tus cuidados a un paciente.

A la hora de decidirte por unos estudios u otros debes plantearte si eres una persona que disfruta del trato con la gente, que no te molesta que “te cuenten su vida” y sus problemas o, por el contrario, la gente te aburre y no te interesa demasiado lo que puedan contarte. Enfermería es una carrera que exige altos grados de empatía, paciencia y psicología. Si no te gusta tratar con “seres humanos” puede que no sea esta tu carrera adecuada. Los enfermeros pasamos muchísimo más tiempo con los pacientes, tanto sanos como enfermos, que los médicos.

De hecho las enfermeras son las profesionales sanitarias que más tiempo pasan con los pacientes, por lo que su papel dentro de cualquier sistema de salud es fundamental, convirtiéndose en la columna vertebral de todo sistema sanitario. Lamentablemente, la labor de los enfermeros no siempre es reconocida en la calle, en cuanto a consideración social se refiere.

Curiosamente, muchas veces en España los pacientes nos “degradan” denominándonos Practicantes (profesionales que antiguamente ponían inyecciones y no poseían apenas estudios), a pesar de haber realizado un grado universitario de cuatro años. Por el contrario, a los médicos los ascienden a doctores, aunque no hayan realizado el doctorado ni tengan ninguna intención de hacerlo en el futuro.

Share Button

Los enfermeros pueden trabajar en el sector público, donde se ofrecen plazas para los Graduados en Enfermería en las diferentes Administraciones Públicas, así como en Ministerios, Diputaciones, Comunidades Autónomas, etc.

Las enfermeras tambien pueden trabajar en el ámbito militar: Ejército de tierra, Ejército del aire y en la Armada.

Existen ofertas de empleo para trabajar en Instituciones Penitenciarias. Se convocan oposiciones y también hay una bolsa de trabajo.

El sector privado ofrece puestos de enfermería en :

  • Hospitales y clínicas de gestión privada. Habitualmente, aunque no debemos generalizar, el sector privado tiene “fama de pagar menos” a las enfermeras que en el sector público. La realidad es ésa, y los profesionales suelen estar sometidos a condiciones de trabajo más rigurosas que en los centros sanitarios públicos. Los centros privados se aprovechan de la escasez de ofertas de empleo en el sector público y, frecuentemente, la enfermera acaba aceptando unas condiciones laborales que pueden llegar a ser abusivas. Es importante que, antes de aceptar una oferta de empleo como enfermera en una institución privada, leamos con detenimiento el contrato de trabajo, y recabemos toda la información posible sobre las condiciones de trabajo, horarios, responsabilidades y funciones que vamos a desempeñar.
  • Empresas de asistencia sanitaria a domicilio. Últimamente se han convertido en una salida laboral interesante para aquellos profesionales de Enfermería que han decidido establecerse como autónomos en una actividad muy demandada como son las enfermeras a domicilio.
  • Departamentos de servicios sanitarios de las empresas. Normalmente se les exigirá la especialidad de Enfermería de Empresa, aunque no siempre es requerida.
  • Residencias de la tercera edad y centros de día, cada vez más demandados por una sociedad con una expectativa de vida cada vez las larga
  • Mutuas sanitarias.
  • Colegios y guarderías. Actualmente existe una gran demanda para dotar a todos los centros educativos de un profesional de Enfermería, con el fin de poder atender las posibles incidencias y urgencias que se produzcan en el centro, así como dar cobertura, asistencia y asesoramiento a aquellos alumnos que precisen de una estrecha vigilancia por sus enfermedades crónicas o posibles discapacidades.
  • Centros de rehabilitación.
  • Consultas privadas de las distintas especialidades médicas.
  • Laboratorios. Realizando extracciones sanguíneas en las dependencias de farmacias o en el propio domicilio de aquellos pacientes que no sean capaces de desplazarse.
  • Balnearios y complejos turísticos. Por ejemplo en complejos hoteleros, campings, piscinas, centros de ocio, etc.
  • Representantes de productos farmacéuticos, ortopédicos, etc. Como profundos conocedores del ecosistema sanitario, los enfermeros se mueven como pez en el agua en hospitales, centros de salud y otras instituciones sanitarias, lo que les permite acceder y relacionarse de forma natural con distintos estamentos profesionales: enfermeras, médicos, fisioterapéutas, matronas, auxiliares de enfermería, TCAE, celadores, etc.
  • Hoteles. Formando parte de equipos sanitarios residentes de forma permanente en grandes hoteles, habitualmente constituidos por un médico y un enfermero.
  • Cruceros. Una opción laboral bastante desconocida, pero muy atractiva por la cuantía económica de los contratos y las características del puesto de trabajo, que permite viajar de forma gratuita a destinos interesantes, resultando la carga laboral bastante liviana para la enfermera.

La carrera de Enfermería permite el acceso a los cuerpos de funcionarios de las Administraciones: 

Para poder acceder a las plazas que convoca la Administración hay varias vías:

  • Oposiciones: Consiste habitualmente en una o varias pruebas de conocimientos. En ocasiones pueden haber también pruebas de tipo práctico, donde los aspirantes tendrán que demostrar su destreza y capacitación en la realización de técnicas o procedimientos de Enfermería.
  • Concurso oposición: Constan de una o varias pruebas de conocimientos y una valoración de méritos. Los méritos pueden consistir en una valoración de meses o años trabajados en el sector público o privado, capacitación demostrada de forma certificada en el conocimiento de un idioma hablado en la Comunidad Autónoma donde se realice la oposición, trabajos de investigación publicados, cursos de postgrado acreditados por el Sistema Nacional de Salud, especialidades, y cualquier otro que estime oportuno el organismo convocante.
  • A través de un contrato laboral.
  • Designación y concurso: esta opción solo está disponible para los candidatos que ya son funcionarios.

Como puede verse hay muchas salidas laborales para los profesionales de Enfermería. Además, las enfermeras españolas están muy bien valoradas en el resto de Europa, por lo que es muy sencillo conseguir un contrato de trabajo en países como Reino Unido, Alemania, Francia, Noruega, Suecia, Finlandia, Suiza, y en general en la mayoría de los países pertenecientes a la Unión Europea, donde la capacitación profesional de sus enfermeras es inferior a la de nuestros profesionales sanitarios. Por eso son tan demandadas.

Los contratos de trabajo suelen ser fijos e indefinidos, tras haberse superado un periodo de prueba de aproximadamente tres meses. Los salarios son atractivos y se suelen ofrecer ventajas adicionales a las enfermeras, por ejemplo: alojamiento económico en instalaciones proporcionadas por la misma institución sanitaria que contrata a los profesionales, apertura de cuentas bancarias, trámites para obtener asistencia sanitaria en el país anfitrión, asesoramiento para la gestión y tramitación de todo tipo de documentación, cursos de idiomas especializados en temática sanitaria para una rápida integración en el país, y otros incentivos que faciliten el aterrizaje en el país de destino.

Share Button

¿Cuál es el sueldo de una enfermera?

El sueldo de los enfermeros en España varía dependiendo de las diferentes comunidades autónomas, ya que las competencias en materia de sanidad están transferidas a dichas comunidades. Otros factores que influyen en la nómina de una enfermera son la antigüedad, las funciones que realiza y el tipo de especialidad en la que desarrolla su trabajo.

Por regla general, las diferentes tablas salariales de los trabajadores sanitarios constan de un sueldo base, un complemento de destino y una serie de complementos específicos. En el caso de personal sanitario que se encuentra en periodo de formación existe otro tipo de reglamentación.

En casi todas las comunidades el salario base de una enfermera es de alrededor de 1.000 euros. Una enfermera en atención especializada puede cobrar unos 1.400 euros, y en el caso de las matronas se eleva hasta 1.500 euros. El sueldo de los supervisores o coordinadores se sitúan en unos 1.600 euros. Las variaciones aparecen dependiendo de la situación del puesto de trabajo: atención primaria o especializada, consultas, servicios especiales como urgencias, uci, o quirófano, por citar algunos.

Existe un complemento de turnicidad, muy habitual. Las enfermeras pueden trabajar en turnos fijos de mañana, tarde, o noche, o en turnos rodados, alternando diferentes horarios a lo largo del mes. Este complemento es muy variable, pero por término medio está entre 120 y 200 euros.

Al sueldo de la enfermera hay que sumarle el denominado complemento por productividad, que se calcula dependiendo de una serie de factores que establecen las diferentes áreas de salud. Van ligados a los objetivos anuales que se hayan propuesto conseguir las direcciones de enfermería, y en la mayoría de los casos tienen un componente subjetivo que no refleja con precisión y ecuanimidad la calidad del trabajo de los profesionales sanitarios. Pueden oscilar  entre 250 a 550 euros.

Otros complementos son la atención continuada, alrededor de 140 euros, los trienios que van computando cada tres años de trabajo a razón de 30 euros por trienio , y la carrera profesional, que puede oscilar entre los 1.700 y los 6.000 euros al año.

Más conceptos que intervienen en la nómina de los enfermeros son las noches trabajadas, los festivos, las horas extraordinarias que se hayan podido hacer por necesidades del servicio y algún otro complemento establecido por el centro sanitario donde esté ubicado el profesional.

Aquí vemos una nómina de un enfermero que trabaja en el servicio de medicina preventiva del hospital universitario 12 de Octubre de Madrid.

¿En qué comunidad autónoma cobra más una enfermera?

En la actualidad, Madrid es la comunidad autónoma que mejor paga a sus enfermeros. Según la consultora Hays, que realiza estudios sobre las diferencias salariales que podemos encontrarnos en España una enfermera con más de diez años de experiencia cobra un sueldo que oscila entre los 39.000 y los 45.000 euros anuales.

Un poco más que lo que cobran las enfermeras en Barcelona, donde la horquilla se sitúa entre 36.000 y 44.000 euros. Hemos de tener en cuenta que el coste de la vida puede ser más alto en estas dos grandes capitales, por lo que un sueldo más alto no tiene por qué corresponderse con un poder adquisivo superior al que disfruta una enfermera en otra comunidad autónoma donde los sueldos sean inferiores. Claro que el informe de la consultora ha comparado los sueldos en cinco grandes capitales españolas: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Bilbao.

Por ejemplo, la misma enfermera en Valencia, Bilbao o Sevilla, cobraría entre 26.000 y 30.000 euros al año. Una diferencia muy significativa.

¿Y qué ocurre con los sueldos de las enfermeras que tienen menos de diez años de experiencia?

Pues ocurre que se siguen manteniendo estas diferencias. La enfermera que trabaja en Madrid con una experiencia de entre cinco y diez años cobra entre 33.000 y 36.000 euros al año y si la trasladamos a Barcelona cobrará un poco menos, entre 31.500 y 35.500.

Valencia, Sevilla y Bilbao se vuelven a distanciar, con un sueldo que ronda entre los 22.000 y los 26.000 euros anuales.

Y ya si nos situamos en el nivel de experiencia de las enfermeras que tienen entre dos y cinco años, las diferencias en la nómina son menores, pero Madrid sigue siendo el lugar de España donde por término medio las enfermeras están mejor pagadas, cobrando un sueldo que va de los 24.000 a los 28.000 euros. En Barcelona el sueldo oscilaría entre 22.000 y 28.000 euros. Y Bilbao , Sevilla y Valencia se quedarían en un sueldo máximo de 24.000 euros y uno mínimo de 20.000.

La enfermera al cabo del año cobrará doce nóminas más dos extraordinarias, una en Junio y otra en Diciembre, en total catorce pagas anuales. Es comprensible que muchos estudiantes, al llegar a la universidad se planteen elegir Enfermería como profesión ,ya que las opciones para trabajar una vez finalizada la carrera son variadas. Últimamente han proliferado las empresas y servicios de enfermeras a domicilio, una buena salida de trabajo de enfermera cuando escasean las ofertas de empleo en los centros sanitarios.

Existen bastantes razones para decidirse por la enfermería como profesión. Pero no sólo hay que fijarse en los económicos, hay que evaluar con detenimiento las ventajas e inconvenientes de todas las profesiones. Una vez hecho un análisis meditado habremos podido decidir por qué ser enfermera, y no dedicarnos a otra actividad menos sacrificada.

Y para aquellos a quienes no les alcance la nota, o no dispongan de recursos económicos para estudiar esta carrera, siempre existe la posibilidad de convertirse en auxiliar de enfermería.

Share Button

¿Cuánto cuesta convertirse en enfermera?

Las diferencias en el precio de créditos y tasas universitarias para estudiar Enfermería en España son enormes, como podrás ver en esta tabla comparativa de todas las universidades que imparten estudios de Grado en Enfermería. Tambien en las notas de corte vemos que algunas duplican a las menos exigentes.

Lógicamente, las universidades privadas son las más caras, destacando por encima de todas ellas la Universidad Europea de Madrid, con un precio estimado del primer curso cercano a los 11.000 euros, y sólo 40 plazas. Un lujo al alcance de muy pocos. Claro que la nota de corte es un 5.00 .

La pregunta es: ¿serán peores enfermeras aquellas que se matriculen con peores expedientes académicos pero tengan la suerte de disfrutar de un poder adquisitivo mayor?. Por supuesto que no, el expediente es un dato referente a un estudiante, no lo define como persona, ni puede anticipar si en el futuro será o no un buen profesional en la materia que haya escogido.

Aquí tenéis la tabla comparativa. Fuente: Eroski.

Share Button

¿Dónde está la mejor Escuela de Enfermería?

Ya sabemos que en esta vida todo es relativo, pero a veces hay que establecer unos criterios para poder valorar los productos y los servicios. En este caso el “producto” es estudiar Enfermería .

El diario El Mundo ha realizado recientemente un estudio para elaborar un ranking de universidades que ayude a los futuros universitarios a tomar una decisión.

En España podemos encontrar gran oferta de estudios para Enfermería. Cuando cada año  miles de estudiantes deciden que quieren cursar Enfermería, se ven en la disyuntiva de elegir una Universidad u otra.

La clasificación ha evaluado seis aspectos: la nota de corte, el número de plazas, los años de duración, el precio, el número de profesores y el número de alumnos.

Para aquellos alumnos que pretenden convertirse en enfermeros, la facultad mejor valorada es la perteneciente a la Universidad Autónoma de Madrid. Aquí, la plantilla consta de 25 profesores para un total de 720 alumnos. El precio es de 1.790 euros, siendo más económica que la Universidad de Barcelona, que está situada en la segunda posición. En Barcelona el precio asciende a 2.513 euros. La Universidad de Barcelona cuenta con ocho aulas de habilidades clínicas dotadas con simuladores y circuito cerrado de televisión, además de varios laboratorios donde se lleva a cabo la docencia.

La clasificación queda completada con la Universidad Complutense de Madrid, que ofrece turnos de formación por la mañana y también por la tarde. Permite el acceso a hospitales de primer nivel, como pueda ser el hospital 12 de Octubre, que goza de gran prestigio dentro del ranking de hospitales de España. La medalla de bronce se la lleva la Universidad de Navarra, que ofrece el ‘International Nursing Program’. Este es un título propio que certifica al alumno como bilingüe y que le abrirá las puertas al mercado de trabajo en el extranjero, donde las enfermeras españolas gozan de una magnífica reputación.

Detrás de ésta aparece la Universidad de Alicante, en la que se puede acceder al Doctorado en Enfermería a través de cuatro programas de máster. Es una opción muy atractiva que capacitará al estudiante de Enfermería para diseñar su carrera enfocándola al mundo de la docencia y la investigación.

Aquí vemos el plan de estudios más reciente en la Universidad Autónoma de Madrid, para estudiar Enfermería.

Los estudios de enfermería en Madrid tienen una gran demanda, así como los cursos acreditados de enfermería que se organizan en la capital de España, y que son sólo accesibles a aquellos profesionales que han finalizado sus estudios, convirtiéndose en graduados en enfermería.

Del mismo modo, en Barcelona los cursos de infermeria son abundantes, y muchos de ellos tienen una calidad excelente, aunque siempre hay que contrastar quienes son los docentes, la entidad organizadora y asegurarse de  la actualización de los materiales educativos que se proporcionan.

Los cursos para auxiliares de enfermería, por otra parte, mantienen un formato bastante similar en la mayoría de los centros que los imparten, y no existe tanta variedad como podamos encontrar en los cursos para enfermeras, donde la oferta es amplísima.

Share Button